PREÁMBULO

Declaración por la unidad jurídica de España.

Ante el debate suscitado sobre la independencia de Cataluña y sus importantes implicaciones jurídicas, como abogados que somos y estamos orgullosos de ser, conscientes de nuestra obligación de respeto de las leyes y de los ciudadanos a quienes diariamente defendemos, los abajo firmantes queremos expresar nuestra preocupación por la postura expresada por algunos líderes políticos nacionalistas que afirman su intención de desvincularse unilateralmente del marco constitucional al margen del procedimiento previsto en nuestra Carta Magna.

Los abajo firmantes no queremos expresar ninguna postura política sobre el presente y el futuro de Cataluña sino advertir que toda vía que implique la vulneración del

Ordenamiento Jurídico supone un ataque a la democracia, porque la democracia no es sólo el gobierno del pueblo sino la garantía de la primacía de la Ley y del Estado de Derecho


Declaración por la unidad jurídica de España

Preámbulo

Ante el debate suscitado sobre la independencia de Cataluña y sus importantes implicaciones jurídicas, como abogados que somos y estamos orgullosos de ser, conscientes de nuestra obligación de respeto de las leyes y de los ciudadanos a quienes diariamente defendemos, los abajo firmantes queremos expresar nuestra preocupación por la postura expresada por algunos líderes políticos nacionalistas que afirman su intención de desvincularse unilateralmente del marco constitucional al margen del procedimiento previsto en nuestra Carta Magna.


Los abajo firmantes no queremos expresar ninguna postura política sobre el presente y el futuro de Cataluña sino advertir que toda vía que implique la vulneración del Ordenamiento Jurídico supone un ataque a la democracia, porque la democracia no es sólo el gobierno del pueblo sino la garantía de la primacía de la Ley y del Estado de Derecho. Por eso, vulnerar la Constitución y las leyes en nombre de la democracia supone un acto de demagogia que produciría una grave inseguridad jurídica y la quiebra, por su politización, de los derechos fundamentales de los ciudadanos.


Los abajo firmantes recordamos que el Ordenamiento Jurídico no es inmutable, sin embargo, para su eventual reforma es imprescindible seguir los procedimientos jurídicos previstos para ello. Esta Declaración tiene el objetivo de promover que los legítimos deseos y aspiraciones democráticas se canalicen con estricto respeto al Ordenamiento Jurídico, de forma que el diálogo y el acuerdo entre ciudadanos iguales ayude a mejorar nuestro Ordenamiento Jurídico que es la mejor garantía de nuestra convivencia democrática.

Declaración

Los abogados abajo firmantes queremos recordar algunos principios de nuestro Estado de Derecho porque, aunque son básicos y todos conocidos, parece que hoy están siendo puestos en duda:


  • Iguales ante la ley

    Todos los españoles somos ciudadanos iguales ante la ley, con los mismos derechos y obligaciones en cualquier parte del territorio del Estado (cfr. Art. 14 y Art. 139 CE).

  • Unidad jurídica de España

    La Constitución se fundamenta en la indisoluble unidad de la Nación española, patria común e indivisible de todos los españoles, y reconoce y garantiza el derecho a la autonomía de las nacionalidades y regiones que la integran y la solidaridad entre todas ellas (Art. 2 CE).

  • Estado de Derecho

    Todos los ciudadanos y todos los poderes públicos están sujetos a la Constitución y al resto del Ordenamiento Jurídico (cfr. Art. 9 CE).

  • Competencias básicas del Estado

    El Estado tiene competencia exclusiva para el establecimiento y regulación de las condiciones básicas que garanticen la igualdad de los españoles en el ejercicio de los derechos y en el cumplimiento de los deberes constitucionales (art. 149.1.1ª, CE).

Partiendo de estos principios constitucionales y a la vista del debate actual sobre Cataluña, afirmamos que:


  • La unidad jurídica de España es la garantía de la igualdad de derechos de todos los ciudadanos, con independencia de su lugar de nacimiento o de residencia.

  • Todos los ciudadanos y los poderes públicos tienen el derecho a plantear las vías jurídicas para resolver cualquier conflicto o de instar a la modificación de las leyes, incluida la Constitución, siguiendo los mecanismos en ellas previstos.

  • Cualquier pretensión de romper esa unidad incumpliendo la Constitución o pretendiendo reformarla al margen de los mecanismos en ella previstos, supone una lesión a la igualdad de derechos de todos los ciudadanos y una amenaza al Estado de Derecho.

  • Todos los líderes políticos y sociales deben dar ejemplo de respeto al Estado de Derecho en sus comportamientos y en sus declaraciones, pues situarse por encima del Ordenamiento Jurídico supone una amenaza al Estado de Derecho y a las libertades que éste garantiza, así como una lesión a la igualdad de derechos de todos los ciudadanos, se viva en la Comunidad Autónoma que se viva.

Convocatoria

Los abogados abajo firmantes convocamos a todos los compañeros de profesión y a todos los juristas de España a adherirse a esta Declaración firmándola físicamente o en Internet en la página web.



Firmar


Firmantes
  1. Javier Cremades
  2. Juan Antonio Sagardoy
  3. Rafael de Mendízabal y Allende
  4. José María Alonso Puig
  5. Álvaro Rodríguez Bereijo
  6. Joaquín de Fuentes
  7. Miguel Cid Cebrían
  8. Maite Diez Vergara
  9. Ramón Pelayo
  10. Antonio Fernández de Buján
  11. Javier Saenz de Cosculluela
  12. Juan Gómez-Acebo
  13. Fernando Bautista
  14. Gaspar Ariño
  15. Antonio Serrano Alberca
  16. Antonio Barragán Lozano
  17. José Antonio Escartín
  18. Javier Barrilero
  1. Jesús Trillo- Figueroa
  2. Gregorio Arroyo Hernansanz
  3. Pablo Calvo-Sotelo Ibáñez- Martín
  4. Pedro Mª Huerta
  5. Blas Camacho
  6. Javier Ibañez
  7. Fernando Bautista
  8. Juan Manuel Campo Cabal
  9. Javier Yagüe
  10. Maria Fuentes Bueso
  11. Luis Enriquez de Salamanca
  12. Ana Fernández
  13. Luis Romero Santos
  14. Tomás Serrano Alberca
  15. Juan Santaella
  16. Luis López Van Dam
  17. Jorge Martínez Echevarría
  18. Juan Ramón Conde


Firmar